Menú Cerrar

Presentación en décimas

Desde la octava región
cuyo nombre es Biobío
se alza este verso mío
que nace del corazón.
Me crié con la canción
de poetas y loceros
pescadores y mineros
profesores y estudiantes
vendedores ambulantes
y también de refineros.

 

Yo fui recogiendo historias
que contaban los más viejos
me aprendí muchos consejos
que guardé aquí en mi memoria
Y por su gran trayectoria
lo destaco por su esmero
por ese canto certero
el maestro en acordeón
pa’ la cueca es un campeón
su nombre Raul Oliveros.

 

Y yo no me quedo mudo
pa’ contar en mi canción
que fue en Penco tradición
escucharlas a menudo
Por eso va mi saludo
con alegría y con gozo
de mi corazón dichoso
un abrazo bien fraterno
¡que viva el cantar eterno
de las hermanas Donoso!

 

De a poco yo fui forjando
entremedio de este elenco
el nombre Enrique de Penco
que me fue identificando
Por las calles caminando
encontré yo en esta cuna
la desdicha y la fortuna
de mil hombres de mi tierra
en cuya historia se aferra
el amor por mi comuna.